'La forma del agua': Un violento y romántico cuento de hadas

Cine

Guillermo del Toro en su película más política y sexual. Imagen: Fox

Uso playeras negras que dicen 'NIN'. Editor de cine y entretenimiento de Daily Trend.

La obra de Guillermo del Toro puede dividirse en dos grandes frentes: la vertiente geek que luce el dominio del mexicano sobre cómics, manga y anime, y la gótica romántica que encuentra sus bases en el folclor fantástico y en las relaciones empáticas que los protagonistas establecen con seres ubicados más allá de la comprensión humana.

A esta segunda pertenece su más reciente trabajo, La forma del agua, película con la que el tapatío retoma su pasión por los cuentos de hadas, la fantasía oscura y lo onírico, y con la que se adentra de lleno al tinte sexual que había acariciado en La cumbre escarlata.

[Te recomendamos: 'Porque soy mexicano': La increíble respuesta de Guillermo Del Toro cuando lo cuestionaron en los Golden Globes]

Es la década de los 60, en un momento crítico de la Guerra Fría. Elisa (Sally Hawkins) es muda, vive sola en un departamento arriba de un cine viejo y sus días se caracterizan por la rutina, los deseos afectivos y sexuales, y la pasión por la música y cine que comparte con su vecino.

Trabaja en el área de intendencia de un laboratorio secreto estadunidense, a donde un día llega capturada una criatura anfibia con la que comienza a generar un vínculo sentimental, y a la que ayudará a escapar tras enterarse de los planes del despiadado responsable del búnker.

[Te recomendamos: El discurso de Del Toro al ganar el Globo de Oro te sacará las lágrimas]

La forma del agua muestra los lugares comunes del cine de Del Toro, en nota de relato romántico, y llevados ahora al terreno del comentario social.

Ahí están la narración prologar que se retoma hacia el desenlace, la protagonista marginada soñadora, el tono de cuento de hadas violento, la obsesión con los traumatismos en el rostro, y la pureza de las criaturas fantásticas por encima del comportamiento monstruoso del ser humano.

Aspectos que Del Toro aprovecha para hacer observaciones a la mentalidad intolerante de las sociedades del mundo. Sexismo, racismo y homofobia son ejes contextuales que hacen de La forma del agua la película más política del tapatío, un cineasta tan en dominio de sus temas que ahora se permite trasladarlos a puntos de interés global.

Pero hablamos de una agenda política que jamás interfiere con la esencia de la película: la de ser un romántico homenaje a la música y al cine mismo, propuestos como generadores de sueños, entendimientos, despertares sexuales y vínculos afectivos.

Si a ello se suman las espectaculares actuaciones de Hawkins, Octavia Spencer, Richard Jenkins y Michael Shannon, queda por resultado una emotiva película con la que Del Toro utiliza violencia y romanticismo como herramientas para entregar un discurso sobre el arte y la universalidad del amor.

Calificación: 9.5/10

La forma del agua (The Shape of Water)
País: Estados Unidos
Año: 2017
Dirección: Guillermo del Toro
Guion: Guillermo del Toro
Elenco: Sally Hawkins, Michael Shannon, Richard Jenkins, Doug Jones, Michael Stuhlbarg y Octavia Spencer

*Imágenes: Fox.

¿CUÁL ES TU REACCIÓN?

  • Me encanta 6
  • Wow! 0
  • Me enoja 1
  • Lol 0

¡SÍGUENOS!

Vamos a dejar esto por aquí