Por si las dudas: ¿Qué debo hacer si caigo a las vías del metro?

Life

Información que podría salvarte la vida. Imagen: Especial

Somos un sitio especializado en industria automotriz, movilidad, deporte motor, estilo de vida y de servicios para mejorar la experiencia de manejo.

Es un transporte que ocupamos diario por más de cuatro días a la semana, y aunque probablemente ya creas que lo sepas todo de él, hay información que podría salvarte la vida. 

 

No somos pocas las personas que desde que nos subimos por primera vez, no surgieron miles de preguntas entorno a este gigante color naranja. ¿Cómo funciona? ¿Cómo se maneja?¿Cómo es que (casi) nunca choca? ¿Qué significa el ‘dibujito’ de Copilco? ¿Por qué se para tanto?

 

 

Si eres como yo, y cada que tomas el metro y quedas hasta el frente, ves las vías con miedo, seguramente te has preguntado qué hacer si por alguna razón llegas a caer a las vías.

 

¿Cuál es la vía que lleva corriente? ¿Dónde puedes pisar y dónde no? ¿Cuál es el procedimiento para salir?

 

Primero, hay que entender cómo funciona el metro de la Ciudad de México.

 

Actualmente, en 10 de las 12 líneas existentes en nuestra red, funciona mediante el llamado metro de neumáticos que como su nombre lo indica, precisa de llantas de caucho para funcionar; esto le brinda mejor agarre y distancia de frenado, además de poder subir pendientes pronunciadas.

 

Foto: Especial

 

Los metros de neumáticos, necesitan corriente para funcionar, por lo que esta energía se obtiene de las llamadas barras guía, que son las que se encuentran en los laterales.

 

 

Las que se encuentran en el suelo, que tienen cierto brillo, no son más que las pistas de rodamiento, las cuales simplemente son por donde pasan las llantas, no tienen corriente alguna.

 

Las siguientes hacia adentro, son los rieles de seguridad, las cuales son muy parecidas a las de un tren común, estas no se usan a menos que ocurra una ponchadura; en ese caso, cada metro está equipado con ruedas tipo férreo, por lo que el tren puede seguir circulando.

 

Ok pero ¿cuál no se debe tocar?

 

Evidentemente, la que tiene corriente, es la más peligrosa pues cada una lleva un voltaje de 750 volts de manera contínua. Si llegas a tocarla, será lo último que hagas en esta vida.

 

 

No sobra decir que si eres de los que se sientan en el andén, estás poniendo innecesariamente en riesgo tu vida. Basta con que te acerques para que puedas recibir una descarga.

 

¿Y si me caigo?

 

Primero, trata de no entrar en pánico, pero sí actuar de manera rápida. Lo primero es avisar a las autoridades, pues de esta forma se encargarán de cortar la corriente si es necesario, para que puedas salir. Como mencionamos arriba, NO toques las barras guía, en el caso de las de rodamiento, aunque no son peligrosas, sí se encuentran muy cerca de las de corriente, tenlo presente.

 

 

Si por alguna razón no han cortado la corriente, debes aproximarte a los extremos del andén, de preferencia, el frontal. SOLO si ningún personal del metro se encuentra, intenta salir SIN tocar las barras guía, si es necesario, pide ayuda.

 

Ya lo sabes, deseamos que nunca te veas envuelto en esta situación, pero es mejor saber qué es lo que puedes hacer, pues tu vida puede depender de ello.


 

¿CUÁL ES TU REACCIÓN?

  • Mencanta 0
  • Baia Baia 0
  • Kha!? 0
  • Eew 0

¡SÍGUENOS!

Vamos a dejar esto por aquí