5 formas infalibles de vencer el miedo

Life

Que no te consuman tus miedos nocturnos. Imagen: Disney.

Somos una comunidad versátil para la mujer contemporánea. ActitudFEM es un portal que engloba todos los gustos, necesidades e intereses de las mujeres del siglo XXI.

El miedo a la oscuridad es bastante común, sobre todo si se presenta un domingo a las 12 de la noche, pues un episodio de insomnio puede hacer que inicies la semana de la peor forma posible.

Regularmente, los minutos anteriores a conciliar el sueño son bastante difíciles, pues nuestro cerebro tiene tiempo para atormentarnos con recuerdos y hasta temor que puede aparecer de la nada, pero siempre hay forma de vencerlo, y aquí te decimos cómo.

 

Respira desde el estómago


También conocida como respiración diafragmática. Para lograrla simplemente inhala despacio desde la parte baja de tu estómago en una cuenta de cuatro, mantén el aire por otros cuatro segundos y luego exhala en cuatro tiempos. Continúa con este ejercicio por un par de minutos.


Practicar esta tipo de respiración te distrae de lo que esta pasando en tu cuerpo y mente, también aumenta la oxigenación en la sangre y su flujo hacia los músculos, que los prepara para lo que viene.

 

Cuéntate una historia


Un estudio realizado por la Columbia University descubrió que las personas después de ver imágenes aterradoras, hablaban de ellas como observadores independientes, como si narraran una historia. La actividad en la amígdala cerebral, encargada de registrar el miedo, disminuía considerablemente, mientras que las áreas relacionadas con el autocrontrol se despertaban.


Así que la próxima vez que algo te asuste, trata de hablar sobre ello de manera imparcial y sin emociones, así como si describieras lo más ordinario del mundo.

 


Contrae y relaja


Logra relajar tu mente y cuerpo a través de la relajación progresiva. Contrae y relaja cada grupo de músculos, comenzando con los pies y avanzando hacia arriba, para terminar con los ojos. Destensarás todos los músculos y conseguirás relajar la mente. Para cuando termines el ejercicio, quizá te des cuenta que eso a lo que le temes no es más que un tope en el camino.


Dilo en voz alta


El simple hecho de expresar lo asustada que estas, puede ayudar a que tu cerebro procese las cosas de manera más racional y menos emocional, según los descubrimientos de un estudio de la University of California in Los Angeles. Hablar las cosas, sacarlas de tu mente y ponerlas en palabras, funciona de la misma manera que describirlas.

 

Ve las cosas de diferente manera


En vez de tratar tus miedos como algo que te amenaza, entiéndelos como un reto. La manera en que percibimos las cosas, influye directamente en nuestra manera de comportarnos ante ellas. Así que saca la confianza que llevas dentro y comienza a ver esos miedos como algo en lo que tienes que trabajar, pero que no es imposible de conquistar.

¿CUÁL ES TU REACCIÓN?

  • Me encanta 0
  • Wow! 0
  • Me enoja 0
  • Lol 0

¡SÍGUENOS!

Vamos a dejar esto por aquí