12 cosas comunes que caducan y casi nadie lo sabe

Life

Editora en jefe y bebé de luz.

Con la palabra "caducidad" es casi seguro que pienses en alimentos o medicamentos.  Y es que la mayoría es consciente de que ese tipo de productos son perecederos y es peligroso consumirlos después de un tiempo específico.

Sin embargo, hay muchas otras cosas de uso común que también tienen un tiempo limitado de vida y su uso posterior implica un riesto tan o más grave que el de comida o medicinas. Lo peor es que casi nadie lo sabe.

Ya sea por la acumulación de bacterias, la liberación de sustancias peligrosas o la poca resistencia, estos 13 artículos no deben consumirse después de cierto tiempo:

1. Cepillo de dientes

La higiene dental es extremadamente importante, de eso no hay duda. Pero pocos especialistas hacen hincapié en la frecuencia con la que se reemplazan, sobre todo si recientemente has tenido alguna enfermedad. 

"Debes cambiar tu cepillo de dientes o cabeza en el cepillo de dientes eléctrico cada tres meses, a menos que  esté demasiado gastada antes de este periodo o si tuviste resfriado o infección estomacal", dijo el dentista Ben Atkins a The Independent . 

Los niños a menudo usan sus cepillos de dientes más rápido que los adultos, por lo que sus cepillos de dientes podrían necesitar ser reemplazados incluso antes de cada tres meses. 

 

2. Cepillo para el pelo

Al peinar tu cabello con el mismo cepillo durante mucho tiempo, puedes recoger todo tipo de gérmenes de donde has estado acostado, gorras o sombreros que has usado, o durante tu día a día. 

El famoso estilista Jamie Stevens aconseja limpiar el cepillo del pelo al menos una vez a la semana y comprar uno nuevo cada año. 

"Limpia tu cepillo con agua caliente y jabón y quita el cabello que haya quedado atrapado. Luego rocía spray desinfectante para eliminar los gérmenes persistentes", detalló.

3. Pantuflas

Aunque no lo creas, las pantuflas pueden ser extremadamente insalubres.

"Debes tener en cuenta que todo lo que entra en contacto con tu piel es suceptible a infección por hongos, especialmente si ya antes estuviste infectado", explicó la doctora Sally Bloomfield.

En este caso, la recomendacion es lavar tus pantuflas cada seis meses, sin pretextos.

 

4. Esponjas lavatrastes

Las esponjas que se usan para limpiar el baño o la cocina se deben tirar una vez por semana. Si piensas en la cantidad de suciedad que se acumula en tu hogar, esto no debería sorprender. 

 

5. Desinfectante para el hogar

Los desinfectantes, líquidos de limpieza y otros limpiadores tienen fecha de caducidad, generalmente de tres meses. 

Los líquidos de limpieza para el hogar que no se usan dentro de este período de tiempo podrían terminar siendo ineficaces cuando finalmente los uses. 

 

6. Colchón

La persona promedio pasa aproximadamente 25 años de su vida durmiendo. El descanso es vital y dormir en un colchón en mal estado puede tener consecuencias perjudiciales en tu salud.

De acuerdo con The Sleep Council, un colchón debe cambiarse cada ocho años para que le brinde a su cuerpo todo el soporte y la mayor comodidad posible.

 

7. Alfombra

Cuando caminas por la alfombra todos los días, puede ser muy fácil olvidar la cantidad de suciedad acumulada en su interior. 

Las alfombras pueden contener todo tipo de bacterias por derrames de alimentos o zapatos sucios que se usan en el interior, por más que se limpie.

Las alfombras deben cambiarse cada cinco a 15 años.

Esto puede variar dependiendo de qué está hecha, ya que los diferentes tipos de alfombras tienen más probabilidades de atrapar la suciedad.

 

 

8. Lavavajillas

Si usa el mismo lavavajillas por un período de tiempo demasiado largo, eventualmente dejará de limpiar tus utensilios de cocina lo suficiente bien. 

La compra de un nuevo lavavajillas es una inversión a un largo plazo y debe cambiarse cada 10 a 15 años.

 

9. Recipientes de plástico (tuppers) 

Si el recipiente de plástico que usas tiene algún arañazo o si lo usa para calentar la comida en el microondas, podrías exponerte a toxinas dañinas.

Asegúrate de reemplazar sus recipientes de plástico para alimentos al menos cada seis meses, si están dañados. Opta por opciones de vidrio que son más duraderas y libres de riesgos.

 

10. Sartenes

No es aconsejable cocinar alimentos en sartenes que han sido rayados o desconchados porque el teflón y superficies similares liberan compuestos dañinos que contaminan tus alimentos.

Renueva tus sartenes por lo menos cada tres o cinco años, ya que cocinar con sartenes que han sido dañadas por el uso.

 

11. Toallas de baño

No hay nada más reconfortante que envolverse en una toalla recién comprada que es increíblemente suave.

Así que seamos honestos: todos podemos decir cuándo una toalla ha pasado su mejor momento, ya que se sentirá áspera al tacto.

Cuando una toalla ya no puede absorber el agua como solía hacerlo, esto significa que será más fácil que las bacterias crezcan en su superficie y que ya es hora de reemplazarlas.

Intenta cambiar tus toallas cada uno a tres años.

 

12. Almohadas

Debes lavar tus almohadas cada tres meses o estarás exponiéndote a una gran cantidad de suciedad. 

"Una almohada vieja sin lavar podría contener hasta un 10 por ciento de su peso en piel muerta, ácaros, polvo e incluso excrementos cargados de alergenos", afirmó The Sleep Council.

Esta organización ecomienda reemplazar sus almohadas cada dos o tres años.

¿CUÁL ES TU REACCIÓN?

  • Mencanta 2
  • Baia Baia 0
  • Kha!? 1
  • Eew 1

¡SÍGUENOS!

Vamos a dejar esto por aquí