10 regaños de mamá que parecían absurdos, pero ahora tienen TODO el sentido

Life

Editora en jefe y bebé de luz.

Las mamás son sabias, aunque no siempre lo entendimos.

Seguro recuerdas algún consejo o regaño que tu mamá te decía de niño y lo odiabas o te parecía absurdo, pero ahora le encuentras todo el sentido y te sirve hasta estos días.

Recopilamos 10 de estas frases que las mamás decían para darnos una lección, nosotros 'torcimos los ojos', y hoy rigen nuestras vidas.

 

1. "¿Y el tupper que te di?"

Desde el jardín de niños hasta el último día que viví en su casa, mi mamá me reclamó todos y cada uno de los tuppers que me dio para el lunch. 

Ahora que vivo sola entiendo la importancia de los recipientes, me molesta muchísimo que no me los devuelvan, y guardo los botes de la crema o el yogur por si tengo que compartirle comida a mi hermana.

Sí, me convertí en esa persona.

 

2. "Esos amigos no te convienen"

Mi mamá y mi abuela me prohibían que jugara con ciertos niños de la cuadra. Hasta muchos años entendí por qué, no eran buenas personas. Uriel B.

 

3. "Si no quieres, no te lo comas"

No es un regaño, más bien es una falta de regaño. Mi mamá nunca me obligó a comer de todo y ahora sufro porque nada me gusta. Paulina S.

 

4. "No peleen, cuando su papá y yo ya no estemos, sólo se van a tener a ustedes"

Mi mamá siempre nos dijo a mí y a mis hermanos te teníamos que llevarnos bien porque un día nos íbamos a quedar solamente nosotros y sicierto. Cecilia B.

 

5. "Algún día te va a pasar, y me entenderás"

Cuando era niña, me daba pena que mi mamá tuviera sobrepeso y la molestaba. Ella me regañaba y me decía que un día me iba a pasar y entonces la entendería. Y pues sí. Susana A.

 

6. "¡Ya duérmete!"

Mi mamá siempre ha sido early bird y así nos educó, despertarse lo más temprano posible para que te "rinda el día" y dormir 8 horas para tener energía. Me generaba mucho conflicto cuando era niño porque no podía ver los programas que salían más tarde y me sentía alejado de mis compañeritos. Memo P.

 

7. "¡Toma agua natural, Carla!"

No me gustaba el agua natural de niña, lo recuerdo bien. Mi mamá me hacía tomar agua seguido porque yo no tomaba tanto y ella padece de los riñones. Entonces, ahora tengo el hábito y casi no tomo refresco, ni agua de frutas.

 

8. "Respeto y disciplina, Carmen"

No me lo decía mi mamá, sino mi tía Tere que me cuidaba mientras mi mamá trabajaba. Siempre estaba con su cantaleta de respeto y disciplina. Me chocaba, pero ahora sé que tiene razón, son las bases de mi vida. Carmen M.

 

9. "Que estés de malas no es pretexto para que te desquites conmigo"

Cuando yo estaba de malas por cualquier razón y no quería hablar o estaba callada o de pronto contestaba mal (porque no quería hablar) me paraba en seco y me lo decía.

Eso me ha servido muchísimo, desarrolló cierta inteligencia emocional para separar mis malos humores en los escenarios distintos: por ejemplo, si estoy enojada en el trabajo, no llevo el mal viaje a la casa o viceversa. Mariana T.

 

10. "Ahorra, parece que te quema el dinero"

No me acuerdo exactamente de la frase, pero me decía que parecía que el dinero me quemaba las manos y me lo gastaba, que aprendiera a administrarme. No lo he logrado, pero de que tenía razón, tenía razón. Ruth M.

 

 

 

¿CUÁL ES TU REACCIÓN?

  • Mencanta 3
  • Baia Baia 0
  • Kha!? 1
  • Eew 0

¡SÍGUENOS!

Vamos a dejar esto por aquí